miércoles, 24 de noviembre de 2010

EN- RED- DADOS 1 Decálogo para ayudar a su compañera a amamantar



Decálogo para ayudar a su compañera a amamantar

(tomado de Jornal Ventre, publicación de Casa do Parto Nove Luas, RJ, Brasil, mayo 1996)


Sabía usted que su esposa precisa tener su aprobación para amamantar?
Si ella observa que a usted no le importa, puede que desista de la idea. Dígale a ella, y también a sus parientes y amigos , que está orgulloso de que su hijo se esté criando al pecho. Y recuérdeles por qué la leche materna es mejor para el bebé.

1. Apoye e incentive a su mujer a amamantar: a veces ella puede estar insegura de su capacidad para hacerlo. Su apoyo será fundamental en esas horas.

2. Comparta los pechos de su mujer con el bebé: aunque sea difícil de aceptar, recuerde que el amamantamiento es un período pasajero. Dele prioridad a su hija/o.

3. Siempre que le sea posible, participe de los momentos de lactancia. Su presencia y sus caricias son factores fundamentales para el mantenimiento del vínculo afectivo del trinomio madre + hija/o + padre.

4. Sea paciente y comprensivo: durante la época de lactancia es poco probable que su mujer pueda mantener la casa, las comidas y su propio arreglo de manera impecable. Las necesidades del recién nacido son prioritarias en esta etapa.

5. Siéntase útil durante el período de amamantamiento: coopere con los cuidados del bebé en la medida de lo posible, cambiándole la ropa, ayudando en su baño, arruyándolo, etc.

6. Manténgase sereno: así como la lactancia materna proporciona muchas alegrías, también genera algunas dificultades y cansancio. Algunas veces su mujer puede estar impaciente. Demuestre cariño y comprensión en estos momentos. Evite peleas innecesarias para no perjudicar psicológicamente la producción de leche.

7. Procure ocuparse más de sus otros hijos (si los tiene): para que no se sientan relegados por la llegada del nuevo hermano. Esto le permitirá a su mujer dedicarse más al recién nacido.

8. Mantenga el hábito de acariciar los pechos de su mujer, si acostumbraba hacerlo. Existen estudios que demuestran que cuanto más sensible es una mujer a las caricias de su compañero, mejor reaccionará a la estimulación rítmica de su bebé.

9. Esté atento a las variaciones del deseo sexual de su mujer durante la lactancia. Algunas mujeres reaccionan con aumento del interés sexual, otras con disminución, pero en ambos casos se trata de alteraciones normales. Es ésta una ocasión para que la pareja pueda vivenciar nuevas experiencias y hábitos sexuales, adaptándose al momento particular.

10. No lleve a su casa latas de leche, mamaderas y chupetes. El éxito de este período depende, en gran parte, de su actitud. La lactancia materna exclusiva hasta los seis meses con su cariño y apoyo, es todo lo que su bebé necesita para crecer inteligente y saludable©


----
Lo recuerdan estaba en el boletín n°1 de En red dados Fundacion Lacmat